Andrea Aragón – Líder de Transformación CEMPRE

Sin duda, el año 2016 fue de gran importancia para la gestión de los residuos a nivel nacional. Tanto las normas sobre el fortalecimiento del aprovechamiento como la estrategia de economía circular le dieron un impulso al país en torno al aprovechamiento de residuos. En especial, las directrices fijadas para materializar la circularidad (agua, materia y energía) han contribuido a la consolidación de la Responsabilidad Extendida del Productor -REP- promoviendo la recuperación de materiales a través de diversos esquemas de aprovechamiento.

En este contexto, la Resolución 1407 de 2018 buscó vincular a varios sectores de la economía nacional en el aprovechamiento y gestión de los residuos de envases y empaques puestos en el mercado, con el fin de obtener beneficios ambientales y económicos representados en el fortalecimiento de las cadenas de valor de los principales materiales en el país. No obstante, la norma presenta algunos vacíos que impiden su aplicación, en especial, en la cuantificación de las metas de aprovechamiento, pues no tuvo en cuenta para este efecto los diferentes componentes planteados.

Fuente: Resolución 1407 de 2018 – Estas metas son respecto al peso total de envases y empaques puesto por productores en el mercado en el año base.

Dando inicio con un análisis de la normatividad internacional, se estudió el caso de la Unión Europea en donde la Directiva UE 2018/852, establece la prevención de residuos como la vía más adecuada para mejorar la eficiencia en la utilización de los recursos y reducir el impacto medioambiental de los residuos. Así pues, se estableció la necesidad que los estados miembros adopten medidas adecuadas para fomentar un aumento de la proporción de envases reutilizables comercializados y la reutilización de los envases. Dichas medidas pueden incluir el uso de sistemas de depósito y devolución y otros incentivos, como la definición de propósitos cuantitativos, la reutilización para la consecución de los objetivos de reciclado y la diferenciación de las contribuciones financieras para los envases reutilizables en el marco de los regímenes de responsabilidad ampliada del productor para los envases.

Es por esta razón que desde el Centro de Gestión de Conocimiento CEMPRE, se lideró un estudio de análisis de flujos de procesos de envases y empaques en las cadenas de valor con tres productores, que dentro de sus procesos de comercialización aplican estrategias de reutilización de envases y empaques.

Producto de este estudio, se estableció un esquema general y un entendimiento global del proceso; lo cual resultó en la estructuración de un documento -White Paper- con aportes jurídicos y metodológicos de la resolución 1407 de 2018 para su aplicación en todos los componentes del aprovechamiento de los residuos de envases y empaques. De esta manera, a partir del estudio de análisis de flujos con cada uno de los productores, que aplican proceso de aprovechamiento mediante la reutilización, se realizó un análisis de los vacíos jurídicos relacionados con el concepto de residuos de envases y empaques y la cuantificación del porcentaje de aprovechamiento por las vías planteadas en la resolución de reciclaje, reutilización, valorización energética y coprocesamiento. Planteando una propuesta técnica de la fórmula de cálculo de aprovechamiento para ser aplicada de acuerdo con la cantidad de residuos de envases y empaques aprovechados por cada vía, frente a la totalidad puesta en el mercado.

El documento formulado –White Paper-, concluye con unos aportes técnicos y jurídicos en complemento a conceptos de residuos de envases y empaques, consumidor final y envase reutilizable; de igual forma sugiere definir la metodología que permita certificar el aprovechamiento de acuerdo con las diferentes opciones de gestión de residuos de envases y empaques.