Laura Reyes

CEMPRE, desde la perspectiva de la Gestión del Conocimiento, ha enfocado su trabajo hacia el desarrollo de acciones e iniciativa, que permitan entender el comportamiento del aprovechamiento en el país y su estrecha relación con la dinamización de las cadenas de valor.

El aprovechamiento en el 2020 se mueve entre cierre totales de febrero a abril y la estabilización de algunas actividades a partir del mes de mayo; de igual forma este año plantea la oportunidad para establecer las acciones que se requieren para maximizar las oportunidades que propone el cumplimiento de la Resolución 1407 de 2018, y como el trabajo colaborativo y las estrategias corporativas, se convierten en dos pilares para la construcción de un resultado común.

Desde la experiencia y de la mano de los diferentes actores de las cadenas de valor, se continúa contribuyendo a la construcción de la política pública, proponiendo conceptos y definiciones con soporte técnico y jurídico, esta vez orientados hacia la Resolución 1407 de 2018; esto a partir del análisis de flujos de procesos de envases y metodologías para la certificación del aprovechamiento de acuerdo con las diferentes opciones de gestión de residuos de envases y empaques.

De esta manera durante el 2020 se ha dado inicio a la implementación de proyectos orientados al cumplimiento de los principios de Economía Circular, aportando a las metas del Plan de Desarrollo “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad 2018 – 2022”, al CONPES de Crecimiento Verde y a la Resolución 1407 de 2018 de Responsabilidad Extendida del Productor -REP-.

A cuatro meses del 2021, año de implementación efectiva de los Planes de Gestión Ambiental de Residuos de Envases y Empaques, se sabe que el trabajo de las organizaciones de recicladores estará impactado por la variación de precios y disminución de captación de materiales, a medida que se dan las adaptaciones a los cierres y aperturas de actividades económicas, efecto de la pandemia por COVID-19.